Reach the next level creating
membranes with higher
performance for filtration with
nanofibers & nanoparticles

Más información

Filtración

La tecnología de electrospinning ha revolucionado el campo de la filtración, ofreciendo soluciones innovadoras para crear membranas de alto rendimiento. Esta avanzada técnica es fundamental para producir fibras electrospun, que son esenciales para mejorar la eficacia de la filtración en diversas aplicaciones. El proceso de electrospinning permite la formación de nanofibras ultrafinas, que pueden diseñarse meticulosamente para desarrollar membranas con un rendimiento superior para la filtración, incorporando nanofibras así como nanopartículas si es necesario en algunas aplicaciones específicas de filtración.

Los sistemas de filtración se han beneficiado enormemente de la aplicación de fibras electrospun, sobre todo en el desarrollo de filtros y medios filtrantes diseñados para la separación selectiva de sustancias. La versatilidad del electrospinning permite procesar multitud de polímeros, como poliamidas, PAN, PA6, PET, PU, PVDF, PES y PLA, entre otros materiales. Estos materiales abarcan desde opciones reutilizables hasta biodegradables, lo que convierte a la electrohilatura en una opción respetuosa con el medio ambiente para aplicaciones de filtración. La capacidad de controlar con precisión el tamaño de las fibras, la porosidad y las dimensiones de los poros de la malla fibrosa subraya la idoneidad de esta tecnología para crear soluciones avanzadas de filtración.

Se pueden conseguir fibras de tamaño más pequeño (por ejemplo de unos 100nm o incluso menos en ciertos casos) empleando electrospinning que con meltblown. Esto es fundamental en determinadas aplicaciones de filtración.

Con electrospinning en un único paso se pueden incorporar aditivos al nonwoven en un mismo paso, al objeto de funcionalizarlo: por ejemplo con agentes antifúngicos, antibacterianos y de otro tipo.

Incluso se puede utilizando la técnica de electrospinning procesar materiales cerámicos o metálicos utilizando para ello también un polímero de sacrificio que se procese bien mediante electrospinning, y que en un post-proceso podemos eliminar para que nos quede únicamente un nonwoven de fibras cerámicas o de sustancias metálicas, generando así un filtro de propiedades y características especiales para determinadas aplicaciones de filtración.

El electrospinning destaca por su capacidad para producir fibras mucho más pequeñas que los métodos tradicionales, como la tecnología meltblown. Se pueden conseguir fibras con diámetros de unos 100 nm o incluso menores, lo que resulta crucial para determinadas tareas de filtración en las que se requiere una mayor eficacia y una capacidad de separación más fina. La incorporación de aditivos directamente en el material no tejido durante la electrohilatura permite funcionalizar las membranas con propiedades como antifúngicas y antibacterianas, lo que aumenta la eficacia general del sistema de filtración y lo hace más versátil.

Además, el electrospinning amplía su utilidad más allá de los materiales basados en polímeros para incluir la cerámica y los metales. Mediante el uso de un polímero de sustitución que se elimina posteriormente, el electrospinning puede crear mallas no tejidas compuestas de fibras cerámicas o metálicas, así como de otros materiales inorgánicos, siempre que seamos capaces de empezar a procesar un precursor adecuado que pueda resolverse en una solución. Esta versatilidad da lugar a filtros con propiedades únicas adaptados a necesidades de filtración específicas, incluidas las que requieren características especiales.

La aplicación del electrospinning para crear nanofibras en aplicaciones de tratamiento de aguas, ejemplifica la capacidad de la tecnología para afrontar retos medioambientales críticos. Estos filtros de nanofibras destacan en los procesos de purificación del agua, eliminando eficazmente los contaminantes y garantizando el suministro de agua limpia. La elevada superficie y porosidad de los filtros de nanofibras electrospun, unidas a la posibilidad de personalizar las propiedades de las fibras, dan lugar a sistemas que capturan hábilmente partículas finas y contaminantes, lo que hace indispensable el uso de fibras electrospun en aplicaciones de filtración.

El uso de fibras electrospun en filtración, especialmente mediante la creación de nanofibras de electrospinning en aplicaciones de tratamiento de aguas, representa un avance significativo en la tecnología de membranas. Al aprovechar el potencial de esta tecnología, la electrohilatura ofrece una vía para alcanzar el siguiente nivel en el desarrollo de membranas con un rendimiento sin parangón para la filtración, contribuyendo así a sistemas de filtración más eficientes y eficaces en diversos ámbitos, como la purificación del aire, la ropa de protección y la purificación de sistemas biológicos.